Prevención de fraude y protección de activos críticos en una banca libre de contraseñas

“Mi voz es mi contraseña”